Prueba de relación de transformación (TTR)

La función de un transformador es la de transformar potencia de un nivel de tensión a otro. La prueba de relación de transformación asegura que las bobinas del transformador tienen las vueltas correctas para producir los niveles de tensión adecuados. Es decir, asegura que la tensión suministrada pueda ser transformada al nivel de tensión deseada.

 

La relación es una medida del valor de tensión RMS aplicado a las terminales del primario contra el valor de tensión RMS medido en las terminales del secundario.

 

Si la relación medida es menor a la de placa de datos, el corto circuito lo tenemos localizado en la bobina de alta tensión. Si la relación medida es mayor a la de placa de datos, el corto circuito lo tenemos localizado en la bobina de baja tensión.

 

La finalidad de esta prueba es determinar el buen estado y funcionamiento de un transformador después de una perturbación en la instalación eléctrica.