PRUEBAS VLF Y HI-POT

Son pruebas a las cuales se someten los cables de alimentación a las subestaciones particulares para determinar el estado de funcionamiento en el que se encuentran, debido a que son el único medio de conexión entre la subestación y el SEN (Sistema Eléctrico Nacional).

 

El beneficio que se obtiene con esta prueba es conocer el estado del cable de alimentación para evitar cualquier daño dentro de la operación de la planta con esto nos permite evitar paros innecesarios y costos que de ellos deriven.